Consolidación de Deudas: ¿Es lo Correcto para Ti?

Las deudas contraídas son una cuestión que puede traer de cabeza aquellas personas que tienen muchos préstamos o que no han sabido valorar bien sus posibilidades financieras. La consolidación de deudas puede ser una propuesta interesante, pero que conviene valorar nuestro caso antes de tomar una decisión. En este artículo, te invitamos a conocer qué es la consolidación de deudas y si puede ser o una opción conveniente en tu caso.

Consolidación de deudas: cada caso es diferente

El primer lugar, una consolidación de deuda permite combinar varios préstamos en uno solo. Por tanto, solamente vas a realizar un pago mensual en lugar de varios diferentes. Esto ayuda a que las finanzas personales estén concentradas en un solo lugar. La consolidación de deudas es un recurso muy utilizado, ya que de manera general se ofrece una tasa de interés más baja y que suele ser más atractiva que los intereses individuales de todos los préstamos por separado. Por tanto, permite reducir la cuota final para que se pueda vivir algo más desahogado.

Sin embargo, cuando estamos consolidando nuestras deudas, generalmente estamos alargando el plazo de amortización de ese único préstamo que vamos a formalizar. Es decir, se trata de un préstamo con un interés más bajo y una cuota más reducida, pero que se alarga en el tiempo. Por esa razón, es interesante hacer cálculos porque lo más probable es que terminemos pagando mayor cantidad de intereses, aunque el porcentaje de estos sea menor.

Las personas que tienen un alto nivel de endeudamiento suelen haber llegado a esta situación por no saber valorar sus posibilidades económicas o, simplemente, por falta de conocimientos financieros. Una buena educación en ese sentido para evitar llegar a este tipo de situaciones. Además, siempre hay algo que tiene un efecto bastante positivo en las finanzas, y es conocer al detalle, cuáles son nuestros gastos fijos y variables, para así tener una economía mucho más saneada.

  El Impacto de las tasas de interés en tus préstamos

Caer en una situación de sobrendeudamiento no es nada complicado, ya que existe un continuo bombardeo que nos lleva a ir consumiendo cada vez más y, por tanto, aumentar nuestro nivel de deuda sin ningún tipo de necesidad. La consolidación de deudas es un mecanismo que puede resultar bastante beneficioso en el caso de aquellas personas que comiencen a tener problemas a la hora de pagar las cuotas de los diferentes préstamos.

Consolidar deudas puede ser una estrategia muy interesante si sabemos utilizarla a nuestro favor. Pero antes de dar cualquier paso, hay que realizar una evaluación muy detallada de cuáles son nuestras circunstancias financieras y saber cuáles son todas las opciones disponibles antes de tomar una decisión. Por ejemplo, buscar consejo profesional de un asesor financiero, ya que no estará un punto de vista profesional y nos aportará soluciones según nuestras posibilidades. Igualmente, antes de realizar un proceso de consolidación de deudas, podemos negociar directamente con todos nuestros acreedores. Incluso, en casos extremos, la legislación española ofrece la ley de segunda oportunidad, o Ley 25/2015, de 28 de julio.